Llegó el gran día: Mi Boda

December 18, 2016

 

Llegó el sábado 26 de noviembre, el día más esperado de mi año… Les cuento todo sobre la boda de mis sueños.

 

Desperté el sábado 26 de noviembre con una vista privilegiada de la ciudad en una hermosa habitación del Hotel Marriott, con un paisaje espectacular y mis hermanas al lado. Estaba relajada, sin preocupaciones para disfrutar de inicio a fin de mi gran día. Desayunamos en Cocina Latina con un banquete y servicio de primera. Tenía programada la cita para hacerme el cabello y maquillaje, así que “puntualita” a las 9:00am estaba tocando la puerta del estudio de Julissa Andara, amiga y makeup artist quien hizo un trabajo excepcional con mi peinado y maquillaje, mi día no podía ir mejor.

 

 

Salí emocionada del estudio de Juli junto a Guni Matamoros, amigo y fotógrafo profesional encargado de capturar cada detalle de la boda. Tenía hambre así que fuimos a un restaurante de comida rápida para quitar la ansiedad…

 

 

En nuestra agenda seguía llegar al Hotel Liquidámbar para las fotografías con mis damitas y familia, así que tomamos camino. El día estaba nublado, fue súper chistoso porque toooodo el camino hablé de las probabilidades de lluvia, iba revisando el weather channel cada cinco minutos y Guni se encargó de ignorar cada uno de mis comentarios para hablar de otros temas (gracias Guni por evitar hablar del clima para no estresarme jaja). Llegamos al Hotel Liquidámbar a las 12:30PM y no pude evitar ir a “echar un ojo” del montaje, estaba realmente BELLO, todo en su lugar, tal como lo habíamos planeado durante 8 meses junto a Patricia Casanova, mi wedding planner y ahora, amiga.

 

Entre lágrimas, risas, emoción e infinito amor, las sesiones de fotos con mis damitas y familia quedaron hermosas.

 

 

¡Y llegó el novio! Charlie llegó al hotel alrededor de las 2:00PM y mi ansiedad aumentó, saber que estaba a punto de unir para siempre mi vida al hombre que amo, mi mejor amigo y socio, mi compañero de viajes, la persona que me hace reír a carcajadas hasta llorar.

 

 

 

Finalmente llegó la hora de partir en mi hermoso carruaje nupcial hacia la Parroquia Cristo de las Mercedes, para caminar de la mano de mi amado padre y contraer matrimonio con la bendición de Dios, de nuestras familias y amistades…(continuará)

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

2019 Del Timbo al Tambo ®  Todos los derechos reservados.